Novedades


Designed by:
SiteGround web hosting Joomla Templates

Estatutos de Solidaridad y Unidad de los Trabajadores

PREÁMBULO A LOS ESTATUTOS


Los núcleos que estamos conformando el sindicato, conformábamos en torno al 60% de Solidaridad Obrera. Antes de la expulsión de algunos compañeros/as se venia librando, desde hacía meses, toda una batalla política entre varias tendencias, que podemos sintetizar del siguiente modo:
Las tendencias expulsadas defendíamos la autonomía formal y estatutaria de Solidaridad Obrera. La corriente oficial defiende la supeditación formal y estatutaria de S.O. al partido Lucha Autónoma, su integración con los movimientos interclasistas del antifascismo, insumisión, lesbianas, gays, etc.
La tendencia oficial se distinguió imponiendo en el sindicato los postulados políticos de su partido burgués, resolviendo las divergencias sindicales y políticas con medidas represivas, estatutariamente recogidas:
"Artículo 2.º (pág. 28). Todo/a afiliado/a está obligado/a respetar y a no actuar públicamente contra estos estatutos, contra cuantos acuerdos emanen de su sindicato, de todos los órganos a los que se encuentre vinculado y de todos los que se tomen en los comicios de la organización".
Esta concepción organizativa no sólo es profundamente autoritaria sino que le concede el derecho de pernada en todo momento a la camarilla de dirigentes sobre el resto de los afiliados. Con este artículo (que por lo demás está en los estatutos de CCOO, UGT, CGT, etc.) pueden firmar los pactos sociales, los despidos, los aumentos de productividad y la pena de muerte, expulsando legalmente a todos los trabajadores asalariados que denuncien y se opongan públicamente a dichos acuerdos
El sindicato obrero de clase no puede ser estatutariamente monolítico, puesto que en él confluyen distintas corrientes de pensamiento. Siendo el sindicato un instrumento de lucha, de unión de los trabajadores asalariados, no puede ser ni un fin en si mismo ni un órgano de opresión de los afiliados.
El sindicato de clase no crea ni federa en su estructura asociaciones de trabajadores autónomos, es decir, asociaciones de pequeños comerciantes, de pequeños empresarios. El sindicato de clase no se dedica a formar empresas cooperativas ni autogestionadas ni teledirigidas. Dedicamos nuestras energías y medios a ayudar a organizarse a los trabajadores asalariados, apoyando las luchas obreras, buscando su extensión y coordinación.
No es función del sindicato de clase luchar por la legalización de las drogas. Sí es nuestra función indagar, explicar, denunciar y combatir las causas que empujan a los explotados a alcoholizarse, a engancharse a la cocaína-heroína, al juego, a la religión, al trabajo como la peor de todas las drogas.
Como en los próximos tiempos se va a agudizar cada vez más la contradicción entre explotados y explotadores; entre trabajo asalariado y capital, el sindicato de clase también debe velar por la independencia ideológica y práctica de la clase obrera frente a las corrientes interclasistas de la pequeña burguesía, que tratan y tratarán de desclasar las luchas y los movimientos obreros organizados.

 

SUT , Powered by Joomla! and designed by SiteGround web hosting