Novedades


Designed by:
SiteGround web hosting Joomla Templates

Estatutos de Solidaridad y Unidad de los Trabajadores

PREÁMBULO A LOS ESTATUTOS


Los núcleos que estamos conformando el sindicato, conformábamos en torno al 60% de Solidaridad Obrera. Antes de la expulsión de algunos compañeros/as se venia librando, desde hacía meses, toda una batalla política entre varias tendencias, que podemos sintetizar del siguiente modo:
Las tendencias expulsadas defendíamos la autonomía formal y estatutaria de Solidaridad Obrera. La corriente oficial defiende la supeditación formal y estatutaria de S.O. al partido Lucha Autónoma, su integración con los movimientos interclasistas del antifascismo, insumisión, lesbianas, gays, etc.
La tendencia oficial se distinguió imponiendo en el sindicato los postulados políticos de su partido burgués, resolviendo las divergencias sindicales y políticas con medidas represivas, estatutariamente recogidas:
"Artículo 2.º (pág. 28). Todo/a afiliado/a está obligado/a respetar y a no actuar públicamente contra estos estatutos, contra cuantos acuerdos emanen de su sindicato, de todos los órganos a los que se encuentre vinculado y de todos los que se tomen en los comicios de la organización".
Esta concepción organizativa no sólo es profundamente autoritaria sino que le concede el derecho de pernada en todo momento a la camarilla de dirigentes sobre el resto de los afiliados. Con este artículo (que por lo demás está en los estatutos de CCOO, UGT, CGT, etc.) pueden firmar los pactos sociales, los despidos, los aumentos de productividad y la pena de muerte, expulsando legalmente a todos los trabajadores asalariados que denuncien y se opongan públicamente a dichos acuerdos
El sindicato obrero de clase no puede ser estatutariamente monolítico, puesto que en él confluyen distintas corrientes de pensamiento. Siendo el sindicato un instrumento de lucha, de unión de los trabajadores asalariados, no puede ser ni un fin en si mismo ni un órgano de opresión de los afiliados.
El sindicato de clase no crea ni federa en su estructura asociaciones de trabajadores autónomos, es decir, asociaciones de pequeños comerciantes, de pequeños empresarios. El sindicato de clase no se dedica a formar empresas cooperativas ni autogestionadas ni teledirigidas. Dedicamos nuestras energías y medios a ayudar a organizarse a los trabajadores asalariados, apoyando las luchas obreras, buscando su extensión y coordinación.
No es función del sindicato de clase luchar por la legalización de las drogas. Sí es nuestra función indagar, explicar, denunciar y combatir las causas que empujan a los explotados a alcoholizarse, a engancharse a la cocaína-heroína, al juego, a la religión, al trabajo como la peor de todas las drogas.
Como en los próximos tiempos se va a agudizar cada vez más la contradicción entre explotados y explotadores; entre trabajo asalariado y capital, el sindicato de clase también debe velar por la independencia ideológica y práctica de la clase obrera frente a las corrientes interclasistas de la pequeña burguesía, que tratan y tratarán de desclasar las luchas y los movimientos obreros organizados.

 


 

 

REIVINDICACIONES Y MÉTODOS DE LUCHA CLASISTA, A PROPONER Y A PROPAGAR


a) Propagar y defender el aumento lineal de los salarios. Ejemplo, 10.000 Ptas. para toda la plantilla. Así se consigue que no continúe creciendo la diferencia de los que ganan más con los que ganan menos, como sucede con los aumentos (%) porcentuales, del 5% ó del 50%.
Propagar y defender la necesidad de eliminar las primas y los pluses a la producción, a la puntualidad, al transporte, a la alimentación, al vestido, etc., exigiendo que todos los pluses o primas pasen a formar parte del salario base directamente. Denunciando las horas extras y los destajos a la vez que se propaga y se propone la lucha por un salario suficiente...

b) Propagar y defender la necesidad de la reducción drástica de la jornada de trabajo, sin reducción de salarios. Llamando a luchar por las 30 horas semanales. Así podrían apoyar los activos la reducción efectiva de la masa de parados.
Propagar y defender que todos los contratados pasen a fijos de plantilla. Que también los trabajadores de las contratas o subcontratas pasen a fijos de plantilla en la empresa matriz.

c) La huelga es el principal instrumento de presión de la clase obrera tanto para oponerse al empeoramiento como para conseguir mejoras en el capitalismo. Podemos constatar que durante la huelga se hace efectiva la abolición de la competencia entre los trabajadores asalariados y que reina el compañerismo.
Un movimiento clasista debe luchar por propagar y expandir la huelga a todas las empresas y a todos los sectores, y en el futuro, a todos los países, no encerrándose en los muros del centro de trabajo ni del sector.
Las huelgas que se sometan a la legislación vigente en cada momento y en cada país ya nacen castradas, e impotentes para defender de un modo efectivo los intereses de los trabajadores. Los servicios mínimos son el esquirolaje legalizado, quien lo acepta está ahogando la huelga.

d) El movimiento sindical clasista no puede existir sin abrazar y practicar la ACCIÓN DIRECTA. Es decir, debe oponerse a todo tipo de arbitrajes, o de comisiones paritarias con o sin un arbitro, en las relaciones de fuerza entre el capital y el trabajo asalariado, entre el sindicato de clase y la patronal, ya sean agentes directos del gobierno burgués o los llamados "hombres buenos", porque las comisiones paritarias y árbitros sólo tienen por objetivo maniatar a los trabajadores, haciéndoles creer que las instituciones burguesas están por encima de los intereses de las clases.

e) Los trabajadores, para convocar o desconvocar una huelga, deben proponer, defender y cuando sea posible imponer las votaciones a mano alzada. Con este método, todos los trabajadores se ven las caras. Todos saben lo que propone cada uno. De este modo se hace presión sobre los indecisos a la hora de convocar o desconvocar la huelga. Se conoce a los esquiroles desde el primer día. Cada uno y el movimiento organizado puede saber con quien puede contar y con quien no.
Por lo tanto, debemos oponernos y rechazar el voto secreto y los referéndums como democracia burguesa, como un medio para proteger y enmascarar a los esquiroles, a los agentes de la patronal.

f) El tipo de propaganda, la petición de solidaridad de los núcleos de proletarios en huelga debe estar enfocada y dirigida no a los ciudadanos en general, sino a los demás obreros; no al pueblo en general, sino a la clase obrera. Haciendo los llamamientos de solidaridad como clase al resto de la propia clase. Si nos dirigimos al usuario en lugar de al proletario, estamos desclasando a los trabajadores asalariados no implicados directamente en las huelgas, ya que el usuario, el ciudadano, es el individuo que compra y paga productos o servicios, es el exigente pequeño-burgués que todos llevamos dentro cuando vamos de compras, y no es el obrero, el proletario, que va al mercado a vender la única mercancía que posee, sus brazos, su fuerza de trabajo.
La propaganda se dirige a los/as trabajadoras/es que van a cumplir la condena diaria que nos impone nuestra condición de esclavos modernos en la empresa-cárcel capitalista, sabiendo que estamos condenados a cadena perpetua, y que en el capitalismo, solo la lotería puede cambiarle a algunos la suerte de explotados. Sabiendo que vamos a la empresa para que nos curtan cada día un poco de nuestra piel, pero sabiendo también que si no lo hacemos nos morimos de hambre, o sea sabiendo que vamos obligados por la disciplina que impone el hambre a los sin-propiedad, a los desheredados en la sociedad capitalista.

g) Las comisiones negociadoras son los portavoces de las decisiones tomadas en las asambleas del sindicato de clase y del movimiento huelguístico organizado, siendo elegibles y revocables todos sus miembros en todo momento.

h) La información y la propaganda de un núcleo de la clase obrera en lucha, tanto en huelgas como en cualquier otra lucha reivindicativa de la clase obrera, debe realizarse directa y exclusivamente por los organismos que convocan la huelga o la lucha en cuestión. Esta tarea de gran importancia político-social no puede y no debe dejarse en manos de los medios de comunicación oficiales (TV, Radio y Prensa burguesa) porque falsificarán las reivindicaciones, los métodos de lucha y las finalidades que se persigan, llenando siempre de mierda a todo movimiento obrero reivindicativo clasista. Esto no quiere decir que renunciemos y que no intentemos dar a conocer los problemas y las luchas a través de la TV, Radio y Prensa burguesa. Siempre debemos intentarlo, pero realizando, a la vez, la información directa a todos los trabajadores que podamos llegar.



 

CAPITULO I. DISPOSICIONES GENERALES



Artículo 1º.- Con la denominación de "Solidaridad y Unidad de los Trabajadores" (o siglas SUT), se constituye esta asociación sindical al amparo de lo previsto en la Ley Orgánica 11/85 de 2 de agosto, que se define como Sindicato de la clase obrera y para la clase obrera, autónomo e internacionalista.

Artículo 2º.- El ámbito territorial de este Sindicato será la totalidad del Estado español, sin prejuicio de que en el futuro pueda extender su acción o representación sindical al territorio de la Unión Europea u otros países bajo los preceptos que se establezcan.

Artículo 3º.- El Sindicato lo componen todos los trabajadores asalariados, ocupados, parados o pensionistas, que estén dispuestos a defender los intereses colectivos, y soliciten su afiliación, sin discriminación por cuestiones de raza o de sexo. Los empresarios y los que realizan sus funciones no pueden afiliarse por cuestiones obvias. Tampoco los cuerpos y fuerzas armados de las instituciones del Estado, privados o de los patronos.

Artículo 4º.- El Sindicato responde a principios asamblearios en su organización y funcionamiento.
Respetando y cultivando la espontaneidad para que podamos pensar en VOZ ALTA, sin temor a equivocarnos, ya que así podremos ayudarnos a clarificar las insuficiencias o los errores colectivamente, apoyándonos en experiencias vividas y en argumentos científicos.

Artículo 5º.- El Sindicato se constituye por tiempo indefinido y su disolución se efectuará de conformidad con los preceptos contenidos en estos Estatutos.

Artículo 6º.- El Sindicato fija su sede social en Madrid, Plaza de Matute nº 10, 2º D. (donde ya viene funcionando el núcleo de iniciadores, desde hace casi dos años en Transportes, Limpiezas, Alimentación, Hostelería, etc., que es quien toma la decisión de extender la actividad a todo el Estado español), sin perjuicio de que su secretariado pueda acordar en cualquier momento, el cambio a otro lugar, así como establecer representaciones donde lo considere conveniente.

Artículo 7º.- Las siguientes apreciaciones constituyen las bases de existencia y los fines del Sindicato:
La necesidad de la existencia del sindicato de la clase obrera es inherente al sistema capitalista, teniendo este sistema como contradicción fundamental e insuprimible, mientras exista, la contradicción entre trabajo asalariado y capital. Por consiguiente, mientras exista trabajo asalariado, existirá capital, y se manifestará, velada o abiertamente, la contradicción entre la clase obrera o sectores de la misma y la clase patronal, privada o estatal.
La insuficiencia o la ausencia de salario conduce al problema de la alimentación, de la vivienda, del vestido, de la enseñanza de nuestros hijos, de la sanidad, de la insuficiencia de las pensiones o del subsidio de paro, del transporte público, etc. La raíz de todos nuestros problemas es el sistema económico y social del trabajo asalariado.
El sindicato de clase no apoya a nadie, ni a personas ni a partidos ni a coaliciones, en las elecciones. Todos son y se presentan como administradores de nuestra explotación y, por tanto, ayudantes de los explotadores. El sindicato de la clase obrera desmitifica y desenmascara el carrerismo político o sindical y la ilusión parlamentaria en los centros de trabajo y en los ambientes obreros, no cejando en sus reivindicaciones antes, durante, o después de las elecciones.
Los movimientos reivindicativos y de lucha del sindicato de la clase obrera tienen como eje la acción directa de los movimientos obreros y del sindicato, buscando la solidaridad activa de toda nuestra clase en los enfrentamientos con la patronal, rechazando y oponiéndonos a la intervención del Estado, de las comisiones paritarias, de los árbitros y de los arbitrajes como otros tantos instrumentos en defensa de los intereses patronales. La acción directa es el modo de ser, de manifestarse y de sobrevivir del movimiento sindical clasista. Por tanto, el sindicato persevera en los siguientes fines:

a) La representación, defensa y promoción de los intereses económicos, laborales, sociales y sindicales de carácter general e individual de los trabajadores asalariados.
b) Las reivindicaciones que sean acordadas por las asambleas.
c) Cultivar y potenciar las relaciones individuales y colectivas, el apoyo mutuo y el compañerismo entre los afiliados y entre todos los trabajadores asalariados, en paro o en activo, con el objetivo de mitigar y tender a eliminar la competencia entre trabajadores.
d) Cultivar las condiciones que en un momento dado de la historia permitan la lucha por la abolición de la esclavitud que representa el sistema del trabajo asalariado para la clase obrera, junto con la abolición del mismo trabajo asalariado.
e) El sindicato de la clase obrera es internacionalista por principio, denuncia y excluye todo tipo de racismo y de nacionalismo, debiendo apoyar las luchas obreras clasistas de todas las razas y en todos los países, denunciando y oponiéndose a la represión de las mismas.

CAPITULO II.- ORGANIZACIÓN



Artículo 8º.- La afiliación, mediante la firma de la ficha correspondiente, se hará a través de las secciones sindicales o directamente en las secciones territoriales del sindicato.
La posible denegación a la petición de afiliación a algún trabajador asalariado que haya actuado contra los ideales y practicas asamblearias del sindicato será argumentada (y decidida por mayoría simple) en la siguiente reunión ordinaria del Secretariado de la Sección Sindical de empresa o de la Sección Territorial, donde
se hubiese presentado la petición de afiliación. Pudiendo recurrir, en caso de denegación, al Secretariado Estatal del Sindicato, quien tomará una decisión argumentada en la siguiente reunión ordinaria por mayoría simple, comunicándolo al posible peticionario.

Artículo 9º.- Se perderá la condición de afiliado y todo derecho en el Sindicato, por baja voluntaria o por el impago de las cuotas acordadas durante seis meses.

Artículo 10º.- Nadie que defienda los intereses colectivos de los trabajadores asalariados podrá ser expulsado, salvo que incurra en desfalco al Sindicato, o en faltas muy graves en relación con los objetivos y sobre todo finalidades clasistas del mismo, como traición y esquirolaje, acosos o violaciones, actitudes racistas, etc.

Artículo 11º.- De los derechos del afiliado al corriente de pago:

a) Participar e intervenir con pleno derecho en las reuniones y en toda la vida orgánica del sindicato.
b) Poder informar y ser informado de las actuaciones del Sindicato.
c) Recibir el asesoramiento sindical, técnico-jurídico y asistencial que pueda existir en el Sindicato, así como el apoyo y la solidaridad activa en asuntos relativos a su actividad sindical y laboral.
d) El Sindicato llevará su registro de afiliación y bajas.


CAPITULO III.- ÓRGANOS DE FUNCIONAMIENTO INTERNO



Artículo 12º.- Los Órganos de Funcionamiento Interno son:

a) La Asamblea General de Afiliados.
b) El Secretariado.
c) Las Secciones Territoriales.

Artículo 13º.- La Asamblea General de afiliados es el órgano decisorio del Sindicato. Integran la Asamblea General los afiliados que estén al corriente de pago y tengan un mínimo de 3 meses de antigüedad cuando se acuerde convocarla, para intentar evitar fraudes o manejos de la misma. Será convocada por escrito y notificada a los afiliados con un mínimo de 15 días de antelación, haciendo constar el orden del día.

Artículo 14º.- La Asamblea General de afiliados se reunirá, en sesión ordinaria, una vez al año. En sesión extraordinaria cuando así lo requieran:
a) Los representantes del 25% de las secciones territoriales.
b) El 25% de los afiliados.
c) El secretariado.

Artículo 15º.- Las decisiones sobre las líneas generales que debe seguir el sindicato se adoptarán en la Asamblea General de Afiliados, mediante el razonamiento y el voto favorable y a mano alzada de la mayoría de los presentes, y obligarán a todos los afiliados a respetarlas como línea general hasta la siguiente Asamblea General de Afiliados. Pero no estarán obligados a apoyarlas si contradijesen los principios o las finalidades del Sindicato, no pudiendo ser sancionados por mantener ésa actitud crítica.

Artículo 16º.- Son atribuciones específicas de la Asamblea General de Afiliados, entre otras, las siguientes:

a) Elegir al Secretariado libre y asambleariamente, como decida la mayoría simple, con una votación secreta o a mano alzada.
b) Controlar su actuación y revocarlo total o parcialmente si así lo considerase conveniente; en ambos casos se requerirá el voto favorable, de la mayoría simple de dicha Asamblea General.
c) Fijar la cuota del Sindicato y aprobar los balances contables, pudiendo designar, si así se considerase, una comisión censora de cuentas.
d) Acordar la modificación de los Estatutos, así como una posible disolución del Sindicato, cosa que requerirá la aprobación de más del 75% de los afiliados en primera convocatoria y del 75% de los presentes en segunda convocatoria.
e) Acordar la integración del Sindicato en otra organización (estatal, internacional) y en su caso la posible separación de los mismos.
f) Ratificar o rectificar las posibles expulsiones, tras escuchar a los expulsados/as que deseen dar a conocer su versión de los hechos.

Artículo 17º.- El secretariado es, colegiadamente, el órgano decisorio entre dos Asambleas Generales de Afiliados.
Componen el secretariado sindical los miembros del secretariado y los miembros de las comisiones adjuntas a los mismos desde donde se estructura la actividad sindical, debiendo dar cuenta de sus actividades a la Asamblea General de Afiliados.
Todos los cargos del secretariado son gratuitos. Será objeto de denuncia y de expulsión automática, cualquier afiliado o cargo del Sindicato liberado (pagado sin trabajar) por las empresas o por el Estado, directa o indirectamente.

Artículo 18º.- Las reuniones del secretariado serán:
a) Ordinarias, se celebrarán cada mes.
b) Extraordinarias, cuando la situación lo requiera, a petición del secretariado, o del 25% del mismo.
c) Se debe mantener y potenciar, que las reuniones del secretariado estén abiertas a la presencia de los afiliados.

Artículo 19º.- Integran el secretariado:

-Secretaría General.
-Secretaría de Organización y Propaganda.
-Secretaría de Finanzas.

Artículo 20º.- Las Secciones Territoriales estarán integradas por los afiliados al Sindicato en cada zona territorial.


CAPITULO IV- RÉGIMEN ECONÓMICO-ADMINISTRATIVO



Artículo 21º.- Un sindicato que defiende la plena autonomía de clase, no puede aceptar el dinero procedente de la patronal ni del Estado. Debe autofinanciarse:

a) Con las cuotas de sus afiliados, cuyo cobro no se dejará en ningún caso en manos de la empresa, por cuestiones obvias de presión y de control sobre los afiliados y, con el objetivo de mantener una relación crítica o de sugerencias del trabajador afiliado hacia el Sindicato en el momento del cobro de la cuota, como se mantuvo en los Sindicatos de clase durante el siglo XIX e inicios del XX.
b) Con las aportaciones procedentes de fiestas, rifas, etc., controladas y realizadas por afiliados y simpatizantes.
c) Por las donaciones, sin contrapartida, de afiliados y simpatizantes.
d) Al menos cada 6 meses se presentará un estado de cuentas.

Artículo 22º.- El secretariado de finanzas llevará una contabilidad sencilla, con especificación y justificantes de todos los ingresos y gastos. Esta contabilidad estará siempre a disposición de cualquier afiliado, que tendrá derecho a examinarla.


CAPITULO V.- DISOLUCIÓN



Articulo 23º.- La disolución del sindicato sólo la puede decidir en Asamblea General de Afiliados el voto favorable de más del 75%.
Si se decidiese la disolución, la Asamblea General de afiliados nombrará una comisión liquidadora, que una vez liquidadas las posibles deudas, integrará el patrimonio en la organización obrera que la Asamblea General de Afiliados determine.

SUT , Powered by Joomla! and designed by SiteGround web hosting